free responsive website templates

Tecnología para tratamiento de agua

El tratamiento de agua se inicia con la captación de aire atmosférico y la separación del oxígeno, a través del Concentrador de Oxígeno, el cual concentra a 95% de oxígeno o más de pureza, eliminando los gases que no son utilizados en la producción de ozono.

El Oxígeno concentrado alimenta el Generador, responsable por la transformación del mismo en Ozono, a través de descargas eléctricas (efecto corona). La producción de ozono se selecciona según las necesidades de cada aplicación.

El tanque de contacto “Off-Gas” retira el exceso de gas en el ducto de retorno y lo envía para la atmósfera, en forma de Oxígeno. También garantiza el tiempo de contacto de ozono con el agua y aumenta la eficiencia de la reacción.

Con la utilización de estos equipos, en este sistema, el agua permanece inodora, incolora, 100 % tratada y libre de bacterias, hongos, protozoarios y coliformes.